John Cheever: la creación de personajes y el inicio de un relato

Cheever era un hombre de múltiples capas, como sus relatos, el género donde demuestra lo mejor de su talento narrativo.

Desde que empecé a escribir ficción he buscado y rebuscado información sobre la creación de personajes. E incluso tengo varias entradas con consejos que ayudan a perfilar los personajes protagonistas y secundarios.

Recuerdo que llegué a leer un artículo que me llamó mucho la atención pues aseguraba que era posible que los personajes llegasen a “tomar vida propia” y cambiar el curso de la trama de forma tal que el escritor muchas veces tiene que desviarse de su idea principal para obedecer a estos personajes. Algo que no concebía cabal. Una falacia de algún escritor que deseaba llamar la atención.

Esto fue lo que dijo John Cheever al respecto durante una entrevista en la que le preguntaron si ¿Pueden los personajes forjarse una identidad por sí mismos? ¿Se te han vuelto alguna vez tan inmanejables que tuviste que sacarlos de escena?

«La leyenda de que los personajes pueden escaparse de las manos de su autor –irse a tomar drogas, someterse a operaciones sexuales y convertirse en presidentes- implica que el escritor es un tonto sin conocimiento o maestría sobre su propio trabajo. Es absurdo. Claro que cualquier ejercicio estimable de la imaginación se funda en lo complejo y lo rico de la memoria, de modo que puedes sacar provecho de saber expandirte – giros sorpresivos, respuesta a la oscuridad y a la claridad-, sobre todo en cuanto a lo vivo. Pero la idea de que un escritor corra desesperado detrás de sus cretinas invenciones me parece deleznable.»

Los personajes deben estar sujetos al escritor, servir a sus propósitos. Ser sus títeres. 

Otra pregunta interesante que le hicieron en la misma entrevista, reafirma un enunciado que nunca debe ignorar un escritor:

Lanzar el intriga o el suspense desde la primera línea.

¿Qué hay del principio de los relatos? Sueles empezar de manera lacónica. Apabullante.

«Bueno, si intentas como cuentista establecer alguna relación con el lector, no empiezas por decirle que tienes dolor de cabeza y que te ha salido un zarpullido grave… Hay un principio básico que siempre tengo en mente: alguien que vuelve luego de un año en Italia con una beca Fullbright; su portaequipaje está abierto y en vez de ropa y recuerdos, encuentran un cuerpo mutilado, un marinero italiano; está todo salvo la cabeza… No me gustan los relatos cortos que comienzan con “Estaba a punto de suicidarme” o “Estaba a punto de dispararte.” O, como aquella cosa de Pirandello, “Voy a dispararte o tú vas a hacerlo, o vamos a dispararle a alguien, quizás el uno al otro.” O como en la literatura erótica “Empezó a sacarse los pantalones, pero el cierre se atascó… agarró una lata de aceite y…” y así.»

No podemos ganarnos al lector si de entrada lo matamos de aburrimiento.

2 comments on “John Cheever: la creación de personajes y el inicio de un relato”

  1. Excelente post mi vida. Unas reflexiones muy interesantes tras esas preguntas. Claro que hay personajes que puedes ir puliendo a medida que escribes la historia y quizá puedes sacarles muchos matices que no esperabas al principio, pero sin llegar a los límites que sobrepasen al propio escritor. Y en cuanto al inicio de un buen relato…es tan complicado…no es tan fácil como muchos lectores creen. Como bien comenta y como bien ya sabes tú por tus propios relatos, hay que comenzar fuerte, para que el lector quede impactado desde la primera línea. Es super importante!!!
    Besosssss!!!!!!!!!!!!!!!

    1. Janna Bolriv dice:

      Me alegra que estos tips te lleven un poco de luz, y sobretodo a quienes apenas empiezan a escribir relatos jejeje!! Ya tu tienes un poco más de experiencia 😛 😀

Y tú ¿Qué opinas?

A %d blogueros les gusta esto: