La botella fue la excusa.

botella-amor-relato

Anoche descorchamos la botella que habíamos traído hace algunos meses de nuestro viaje a Argentina.

Por idea de mi esposa dejamos a los niños con mi madre, y compramos una delicia gourmet para cenar a luz de las velas.

Ella uso ese vestido de seda color esmeralda que hace juego a la perfección con sus delicados ojos miel, y yo mi gabardina azul marino y mi corbata color carmesí.

La noche fue abriéndose camino plácidamente mientras nosotros como dos adolescentes que se descubrían por primera vez, no dormimos sino al amanecer.

También te puede interesar:

Una Mirada Bastó.

El Amor Toma su tiempo.

El Reencuentro.

Y tú ¿Qué opinas?