“Sorpresitas” (Giros argumentales o vueltas de tuerca).

 

 

¡Hola! Es un gusto saludarlos.
Vengo con una entrada que les iluminará la creatividad, ayudándoles a darle vida a esa trama bastante desazonada que lleva días estancada en su computador.
A todos nos ha sucedido que tenemos una historia que a medida que avanza se empieza a tornar excesivamente predecible, llena de clichés, escasa de emoción y originalidad, y en la que no sucede nada impactante; algo así como una “trama mata lectores”. Y esto se debe a que olvidamos introducir los giros argumentales, vueltas de turca o puntos de giro (en inglés beat o twist ending). Inclusive hay veces en que luego que la terminamos de escribir, es que caemos en la cuenta de que no engancha en lo más mínimo. Sé que duele tener que borrarla, pero si nosotros mismo nos aburrimos de ella mucho más nuestros lectores.
Estos giros argumentales o “sorpresitas” son empleadas tanto en obras literarias como en el cine, y son aquellos sucesos que cambian abruptamente la trama, es decir que estos giros hacen que la historia tome un rumbo inesperado, cambiándola de manera permanente y significativa. Sin duda, estas “sorpresitas” son imprescindibles y debemos aprender a utilizarlas, ya que es gracias a ellas que los lectores dicen cosas como: “Wow, no me esperaba esto o aquello… debo seguir leyendo”.
Cuando estés sentado planificando tu historia (y más te vale que no te saltes la planificación, ya que estarías pecando) establece esos puntos de giro que harán que se estremezca todo lo que estás contando. Ellos pueden ser introducidos al inicio, a la mitad y al final; las veces que se desee, de acuerdo al tipo de historia, el estilo, el ritmo, y el conflicto en sí.

 

 Cinco consejos para escribir giros argumentales.

 

1.- Voltea la torta. Revelar secretos en el momento justo, especialmente secretos familiares siempre resulta un buen golpe. Desenmascarar una mentira que lo altere todo.
2.- Nada es lo que parece. Usar nuestro narrador para engañar al lector (narrador no fidedigno), como cuando el bueno resulta ser el malo, cuando lo que parece real es una fantasía, las ensoñaciones, el protagonista que parecía estar vivo pero al final no lo estaba.
3.- Piensa en algo bonito y luego destrózalo. Básicamente se trata de tomar la trama que tienes y hacer que ocurran cosas muy malas a los personajes. Claro, evitando caer en el deux ex machina, ya que si haces que caiga granizo del cielo y estos asesinen al villano tiene que existir una lógica argumental para ello, sino decepcionarás en lugar de sorprender.
4.- Asesina al héroe. Resulta sorprendente cuando asesinamos a personajes importantes de la trama como lo hace R. R. Martin en todas las temporadas de Juego de Tronos (The Game of Thrones). Este giro es bastante sorpresivo, en la literatura se usa generalmente al final de una historia. Debe ser utilizado sin miedos y consciente de que habrá lectores que se enojen por ello.
5.- Toma el camino opuesto. Aléjate de lo predecible preguntándote siempre ¿Qué es lo más raro que puede suceder aquí? Ve por el otro camino.
Estos 40 giros argumentales del blog Canal Nostalgia, les darán una mejor idea de lo que estamos hablando.

 

Usaré de ejemplo una comedia romántica que vi ayer, “La Propuesta” (The Proposal) protagonizada por Sandra Bullock y Ryan Reynolds. Confieso que soy fan de las películas cómicas de Bullock, y ésta también me ha gustado, es una prueba de que una vieja fórmula funciona bien sí se cuenta de manera atractiva. Hablemos de sus giros dramáticos (Advertencia: haré spoilers 🙂 )
Primer giro:

Margaret (Bullock) se encuentra en la oficina con sus jefes. Ellos le dan la noticia de que deberán despedirla, ya que han sido notificados que ella sería deportada a Canadá porque su solicitud de Visa fue rechazada. Justo en ese momento entra Andrew (Reynolds) su asistente personal  y ella miente diciéndole a su jefes que tiene una relación con el, que se aman y se casarán.

Segundo giro:

A raíz de la investigación de un agente de inmigración Margaret irá con Andrew a la fiesta de cumpleaños de la abuela de él, la cual vive en Alaska. Allí conoce a los parientes de Andrew y descubre que son adinerados, influyentes y muy peculiares.

Tercer giro:

La familia de Andrew le ofrece a la pareja (que hasta ahora ha mantenido a la perfección las apariencias), que les prepararan una fastuosa boda para que se casen al día siguiente. Margaret y Andrew aceptan.

Cuarto giro:

Margaret frente al altar confiesa que todo ha sido una farsa y se declara la única responsable de todo y de haber extorsionado a Andrew.

Quito giro:

Ella sale huyendo pero le deja una nota de despedida a Andrew en la que le confiesa haber estado enamorada de él mucho antes del enredo de la falsa boda.

Y tú ¿Qué opinas?

A %d blogueros les gusta esto: